Cámara hiperbárica y su aplicación en heridas infectadas por anaerobios

La Dra. Mariana Cannellotto, Presidente de la Asociación Argentina de Medicina Hiperbárica e Investigación (AAMHEI), disertó sobre la “Cámara hiperbárica y su aplicación en heridas infectadas por anaerobios”, durante el Simposio Universitario de la Úlcera venosa, cicatrización y cura avanzada de heridas, que se desarrolló en el marco del V Congreso Interuniversitario Internacional de Flebología, Linfología y Estética. El Congreso, que forma parte del Programa de Educación Médica Continua, se realiza los días 20, 21 y 22 de octubre en la Ciudad de Buenos Aires.

En su exposición, la Dra. Cannellotto se refirió a los fundamentos y usos de la Medicina Hiperbárica y resaltó la eficacia de su aplicación para acelerar la cicatrización de heridas infectadas.

 

Seguridad y eficacia en el Tratamiento del Pie Diabético con Oxigenación Hiperbárica

Introducción

La diabetes es la principal causa de amputación no traumática de miembros inferiores. Mundialmente, cada año, se realizan más de 1 millón de amputaciones como consecuencia de esta patología. La Terapia con Oxígeno Hiperbárico (OTH) ha sido propuesta como tratamiento médico para las úlceras de pie diabético. La terapia consiste en someter al paciente a un tratamiento con oxígeno al 100% y a una presión en el interior mayor a 1.4 ATA absolutas.

EL tratamiento hiperbárico ha demostrado tener un efecto antimicrobiano e incrementa la oxigenación en los tejidos lesionados hipóxicos, además de estimular la capacidad de los neutrófilos, la angiogénesis aumenta la actividad de los fibroblastos y la síntesis de colágeno.

Objetivo

Reportar los resultados obtenidos en nuestro servicio con el tratamiento hiperbárico como terapia coadyuvante en úlceras de miembros inferiores de pacientes diabéticos.

Material y métodos

Durante el período comprendido entre noviembre de 2010 y julio 2014, 50 pacientes con edades entre 53 y 77 años, portadores de úlceras grado 3 y 4 de Wagner, recibieron un promedio de 50 sesiones de OTH de 60 minutos de duración a 2.5 ATA. Dicho grupo de pacientes presentaba un 55.2% arteriopatia periférica infrapatelar severa, un 34,5% y 10% no presentaba obstrucciones significativas.

Resultados

Veintiocho pacientes (56%) presentaron resolución completa de úlceras, 17 pacientes (34%) recibieron una amputación menor, esto se refiere a amputaciones digitales, metatarsianas en rayo y/o transmetatarsiana, que a largo plazo son funcionales, con prótesis ortopédicas y 5 pacientes (10%) requirieron amputación mayor del miembro inferior afectado, 4 de ellos a nivel suprapatelar y uno infrapatelar.

Conclusión

La hipoxia influye en todos los factores que impiden una cicatrización adecuada y la OTH puede revertir los mismos. En nuestra serie de casos, la adición de la OTH ha mejorado los resultados clínicos obtenidos. Esta mejoría clínica está representada por la cicatrización completa de las lesiones observada en la mayoría de nuestros pacientes, así como  por una tasa significativa de reducción de amputaciones mayores (supra o infrapaterlar) que en nuestra serie solo corresponde a un 10%.

Fuente: Experiencia en un Hospital Público: Hospital de Alta Complejidad “Presidente Juan D. Perón” (Formosa)

Autores: Romero E., Estrada E., Esperanza M., Di Tomaso M, Arguello M., Fisher F., Gamarra D., Salinas Y., Nicora E.

Terapia de Oxigenación Hiperbárica en el Gran Quemado

Las quemaduras tipo AB o de 2° grado afectan casi la totalidad del espesor de la dermis; la reepitalización de los escasos restos dérmicos intactos es lenta. Modelos experimentales demostraron que la OTH reduce el edema y la extravasación de plasma, previene la progresión de la necrosis, reduce el shock, aumenta la sobrevida, conserva la micro circulación y acelera la neoangiogénesis.

Objetivo:

Demostrar que la aplicación de OTH en quemados optimiza su evolución clínica. Materiales: Tres pacientes ingresados a la UTI de nuestro hospital, entre el año 2012 y 2013, edades entre 17 y 68 años, con quemaduras térmicas A y AB, que revestían gravedad por su extensión y localización. Los pacientes recibieron en promedio de 30 sesiones de OTH, de 60 a 90 minutos de duración a 2 ATA.

Conclusión

La oxigenoterapia hiperbárica optimiza el tratamiento de las quemaduras cuando se utiliza como tratamiento coadyuvante en un programa bien planificado en el quemado. En nuestra experiencia, la oxigenoterapia hiperbárica acelera la evolución clínica del paciente, disminuye la necesidad de injertos, acorta el tiempo de cicatrización, lo cual conlleva un menor tiempo de internación y una más rápida recuperación del paciente

Fuente: Servicio de Medicina Hiperbárica – Hospital de alta complejidad “Presidente Juan Domingo Perón” (Formosa)

Autores: Esperanza, M.; Estrada E.; Romero E.; Nicola D.; Di Tomaso M.; Arguello M.; Salinas Y.; Fisher F.; Gamarra D.