Medicina Hiperbárica

¿Qué es el tratamiento de oxigenación hiperbárica (TOHB)?

La TOHB consiste en respirar oxígeno (O2) al 100%, dentro de una cámara presurizada por encima de la presión atmosférica normal (a nivel del mar, 1.0 atmósfera absoluta o ATA). Para su uso clínico, la presión debe ser de al menos 1.4 ATA. La OHB se utiliza como terapia primaria, en algunas patologías e intoxicaciones, o como terapia adyuvante en patologías que cursan con inadecuado suministro de oxígeno a los tejidos.

Las cámaras hiperbáricas son dispositivos médicos donde se lleva a cabo la TOHB de manera no invasiva y segura, administrando altas concentraciones de oxígeno al paciente, por medio de un inhalador, en un ambiente bajo presión. Para entender el funcionamiento de esta terapia, es necesario recordar la función principal de la respiración: ingresar oxígeno al organismo, para ser distribuido por el sistema circulatorio a todos los órganos y tejidos.

El fundamento físico-químico de la terapia se basa esencialmente en dos leyes físicas que describen el comportamiento de los gases. Por un lado, la Ley de Dalton establece que, a temperatura constante, la presión de una mezcla de gases es igual a la suma de las presiones parciales (Pp) de cada uno de los gases que la componen.

Por lo tanto, al administrar 100% de O2 a presión 1.4 ATA, se obtiene una Pp de O2 en el organismo muchas veces mayor que en condiciones normales (respirando aire normal, 21% O2, a 1.0 ATA). Por otro lado, la ley de Henry establece que los gases se disuelven en líquidos cuando son sometidos a presión: implica que el O2 administrado en un ambiente presurizado, se disuelve o distribuye en el plasma y en los líquidos con los cuales está en contacto el gas.

Este efecto tiene lugar una vez que aumenta la cantidad de O2 inspirado, que genera un gradiente local de presión en el alvéolo, favoreciendo la difusión del oxígeno hacia el plasma. Además, este mecanismo es independiente del transporte del O2 unido a hemoglobina (Hb), que en condiciones fisiológicas se encuentra casi totalmente saturado (~97%). Lo que permite asegurar la llegada de O2 a los tejidos, sin contar el aporte del O2 unido a Hb: cuando hay una obstrucción a la perfusión y el flujo de glóbulos rojos circulantes (edemas, inflamación) y en pacientes anémicos. De esta manera, la mayor parte del O2 se encuentra disuelto en el plasma y se alcanza una alta concentración de O2 circulante, disponible a su vez para difundir y penetrar al interior de tejidos y células.

Mecanismos que favorece o estimula la TOHB:

  • Vasoconstricción
  • Angiogénesis
  • Osteogénesis
  • Respuesta inmune celular frente a infecciones
  • Síntesis de colágeno
  • Anti-inflamación y reducción de edema
  • Proliferación y diferenciación celular
  • Cicatrización de heridas
  • Neuroprotección